https://muster-dikson.com/images/product/8/4/5/845_icon.jpg

54C

54C

Benexere.

Gel queratolítico con sal del mar Muerto con Acido salicílico y Sal sódica del Acido hialurónico.

220ml.

Gel suave y fresco con una acción detergente e higienizante que, asociada a una acción mecánica, contribuye a eliminar las células muertas superficiales, sin alterar el manto hidrolipídico de la piel. Suavizante y purificante.


Compartir en:



Ácido salicílico

Se caracteriza por sus marcadas propiedades queratolíticas y alisadoras. Es ideal para la exfoliación de las capas superficiales de la piel, y eficaz para eliminar tapones queratinosos y liberar el contenido sebáceo de los comedones.

Sal del Mar Muerto

La sal del Mar Muerto contiene 43 sales minerales naturales cristalizadas en sus orillas durante decenas de años, y ofrecen una elevada concentración de potasio, magnesio, sodio y bromo que hace que el producto esté especialmente indicado para el tratamiento de celulitis y acúmulos grasos.

Acciones y aplicaciones

 

  • Acción: actúa sobre las impurezas de la piel con gran delicadeza y, sin embargo, con notables resultados en términos de luminosidad, lo que lo hace adecuado para todo tipo de piel. La luminosidad es fruto de la acción combinada de la sal del mar muerto (purificante) y del ácido salicílico (exfoliante y suavizador, con poder aclarante). Completa los efectos beneficiosos del tratamiento la sal sódica del ácido hialurónico (un glicosaminoglicano no sulfurado con un peso molecular muy elevado que tiene la capacidad de retener mucha agua, una característica que ningún otro compuesto puede igualar). Gracias a la película hidro-elástica que forma en la superficie de la piel, desarrolla además una acción alisadora que contribuye a reducir temporalmente los signos de relieve cutáneo y las microarrugas. El tratamiento de exfoliación resulta eficaz y a la vez delicado, lo que garantiza un rendimiento óptimo del producto.
  • Aplicación: extender una capa fina de producto sobre el área interesada (bastan unos 20 ml para un tratamiento) y masajearla con movimientos circulares insistiendo en las zonas en las que la piel se note más espesa. Retirar el producto con manoplas/esponjas humedecidas.
  • Con aparato: aplicar el scrub sobre la piel y utilizar la función brush (cepillo grande) para realizar un masaje suave durante unos minutos. Eliminar los posibles residuos con una toalla, un guante de esponja o una ducha.
  • Cuándo se usa: una o dos veces por semana, en función de las características de la piel.