Los pueblos nórdicos usan la sauna finlandesa desde hace más de mil años como panacea para alcanzar el bienestar psicofísico.